¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es la adopción estratégica de tecnologías digitales. Se utiliza para mejorar los procesos y la productividad, entregar mejores experiencias a los clientes y empleados, gestionar el riesgo empresarial y controlar los costos. La transformación digital representa innumerables herramientas, soluciones y procesos. Una estrategia efectiva es una personalizada para cada organización única.

Para mantenerse competitivos en el panorama empresarial moderno, la transformación digital es una necesidad. Pocas organizaciones pueden superar la prueba del tiempo sin un plan para adoptar estratégicamente las tecnologías beneficiosas, como un espacio de trabajo digital.

Más información acerca de la transformación digital

¿Por qué es importante esta transformación digital?

Conservar la competitividad en un mercado global en constante cambio depende de la capacidad de una organización de adaptarse rápidamente mediante la adopción de nuevas tecnologías. IDC calcula que el gasto mundial en las tecnologías y servicios que permiten la transformación digital llegará aproximadamente a los 2 trillones de dólares en 20221. Las organizaciones que adoptan la transformación digital se concentran en integrar a sus clientes en experiencias estupendas en múltiples canales. Las que no lo hagan se arriesgan a quedarse atrás.

La transformación digital tiene un papel esencial en:

  • La experiencia de los clientes: Hoy en día los clientes tienen más opciones que nunca. Lo que significa que las empresas tienen difícil no solo entregar productos o servicios innovadores, sino interacciones y experiencias sustanciosas que deleiten a los clientes y fomenten la fidelidad a la marca. Piense en cuántas opciones de comida a domicilio tiene actualmente. Los motivos por los que puede elegir una en vez de otra puede estar ligados directamente a la transformación digital de una empresa, ya sea una aplicación fácil de usar, una transacción sin inconvenientes, un bueno servicio de atención al cliente o una entrega rápida.
  • Experiencia de los empleados: Esto no consiste solo en proporcionar a su fuerza de trabajo las últimas aplicaciones y dispositivos; consiste en crear una experiencia sencilla, moderna y más satisfactoria para su activo más valioso: sus empleados. Los estudios han demostrado que las empresas que invierten en la experiencia de los empleados tienen una fuerza de trabajo más comprometida y productiva, lo que se traduce en una mejor experiencia de los clientes. La transformación digital no solo puede ayudar a las organizaciones a ofrecer las herramientas que necesita el personal, sino a acceder al instante a todo lo que necesiten desde donde sea
  • Optimización de los procesos: La capacidad de una organización de entregar experiencias estupendas a empleados y clientes depende de su capacidad de operar sin inconvenientes en la administración. Flujos de trabajo simplificados, procesos digitales y tareas automatizadas son formas mediante las que las organizaciones pueden crear eficiencias.  
  • Digitalización de productos: Esto hace referencia al uso de tecnología para realzar un producto o servicio, como dispositivos conectados de forma inteligente o activados por voz. La transformación digital no solo ayuda a las empresas a seguir lo último en tecnología, sino que crea una infraestructura ágil, necesaria para innovar constantemente y adaptarse a los cambios rápidos y las demandas de los clientes.

¿Quién es el responsable de la transformación digital?

El nivel C fomenta la transformación digital

Al inicio, a los proyectos de transformación digital se los veía únicamente como una iniciativa de TI. Pero ahora, la transformación digital sí es sinónimo de transformación empresarial. Es imperativo demostrarlo cuando se busca la participación de la dirección en una iniciativa de transformación digital. También es importante mostrar cómo una inversión en tecnología afectará directamente a los resultados.

TI y RR. HH. lideran la transformación digital

La transformación digital ha obligado al departamento de TI a salir de la mentalidad de arreglar lo roto y, en su lugar, convertirse en un socio empresarial estratégico responsable de facilitar el cambio en toda la organización. Y con las experiencias de los clientes y empleados tan entrelazadas, ahora los departamentos de TI y RR. HH. comparten una responsabilidad conjunta en la transformación digital de una empresa.

Ya no se trata solo de proporcionar la tecnología más moderna. Se trata de asegurarse de que la tecnología haga el trabajo más eficiente y sustancioso, para que la empresa pueda atraer al personal que necesita, mantenerle comprometido y mejorar los resultados empresariales2.

Según un informe de Economist Intelligence Unit, casi la misma cantidad de ejecutivos de TI y RR. HH. encuestados (el 74 por ciento y el 75 por ciento, respectivamente) se considera responsablemente personalmente de mejorar la experiencia de los empleados. Los CIO y CHRO deben trabajar estrechamente para asegurarse de que las tecnologías implementadas apoyen por completo las necesidades del personal mientras se adhieren tanto a las políticas de RR. HH. como a las de seguridad. Esto requiere objetivos compartidos, planificar procesos, conjuntos de habilidades multidisciplinares y nuevos KPI3.

Los empleados informan de la transformación digital

Aunque TI y RR. HH. comparten la responsabilidad de planificar e implementar las iniciativas de transformación digital y de experiencia de los empleados, es importante que tengan claro qué necesitan y desean estos. Una forma de hacerlo es realizar con regularidad encuestas o grupos de análisis de los empleados.

¿Cómo es una estrategia de transformación digital con éxito?

En todos los sectores hay historias de éxito de todas formas y tamaños sobre la transformación digital. Uno de los ejemplos más conocidos es Netflix. Blockbuster, el mayor competidor de la empresa, no estaba preparada para su nuevo rival digital. La empresa necesitó siete años para establecer su propia oferta de servicio de DVD por correo. Y mientras tanto, Netflix ya ofrecía streaming digital. La velocidad a la que Netflix pudo ofrecer nuevas soluciones digitales a sus clientes fue un ingrediente clave en el éxito duradero de la empresa.

En el espacio de tiendas minoristas, marcas nacionales como Walmart y Target han adoptado estrategias de transformación digital para ampliar su alcance en línea y competir con otro gigante de la revolución digital, Amazon. Walmart y Target pudieron aprovechar sus tiendas físicas existentes como cómodos puntos de recogida y envío para clientes que preferían comprar online. Ahora, estas marcas realizan inmensas operaciones de comercio electrónico que no solo complementan los ingresos procedentes de los compradores en tiendas físicas, sino que también amplían el alcance de la marca en áreas con menos competencia.

Hasta las instituciones educativas están transformándose digitalmente para ofrecer experiencias de aprendizaje más flexibles. La Universidad de Indiana, por ejemplo, sustituyó sus viejos laboratorios informáticos por un entorno virtualizado moderno, donde los estudiantes pueden acceder a aplicaciones educativas desde donde sea.

Beneficios de una estrategia de transformación digital de éxito

  • Mayor movilidad: no solo los consumidores emplean varias horas al día utilizando dispositivos móviles, sino que los empleados están vinculados a teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras portátiles. Las empresas ágiles necesitan soluciones móviles que entreguen la misma experiencia que tiene el personal en la oficina. Muchos proyectos de transformación digital consideran la movilidad como el tema central. Ampliar las experiencias del usuario final para incluir plataformas móviles es esencial para la empresa moderna. En los sectores, las empresas aprovechan las capacidades móviles para aumentar la productividad, mejorar las eficiencias operativas y aumentar las tasas de satisfacción.
  • Seguridad de datos: los proyectos de transformación digital eficaces pueden apoyar el compromiso de una organización con la seguridad de datos, en especial en una era de dispositivos conectados y “big data”. Teniendo en cuenta cualquier responsabilidad relevante sobre la propiedad de los datos, los participantes deben estar atentos a la protección de la información del usuario, especialmente cuando se les confían grandes cantidades de información confidencial. De forma global, las empresas pueden estar sujetas a una serie de leyes internacionales sobre privacidad. Esto debería reflejarse en cualquier estrategia de transformación.
  • Mejora de la experiencia del usuario: las empresas están comenzando a adoptar nuevas tecnologías no solo por su funcionalidad sino también por su capacidad para mejorar la productividad del trabajador mediante interfaces más sencillas e interacciones más intuitivas. Las aplicaciones empresariales con interfaces de usuario complejas pueden hacer que el trabajo sea más difícil para los empleados, incluso si los procesos internos son eficientes.

¿Cuáles son los retos comunes de la transformación digital?

Incapacidad de liderar con una estrategia

La transformación digital no es un proyecto con final. Es un proceso constante que debe alimentarse y evolucionar constantemente. Implementar tecnología sin fijarse en cómo encaja en el conjunto puede crear más retos que beneficios. La transformación digital debería comenzar por una visión, de la que debería surgir cualquier proyecto. Al pensar en su visión, es vital tener en cuenta los objetivos y fines empresariales y cómo puede apoyarlos una estrategia de transformación digital.

Falta de participación de la dirección

Cualquier transformación del negocio, ya sea digital o de cualquier otro tipo, tiene más probabilidades de éxito cuando la dirección está implicada. Y la dirección tiene más posibilidades de comprometerse a iniciativas que estén alineadas directamente con la estrategia empresarial. Al proponer cualquier proyecto nuevo, es importante demostrar cómo apoya el negocio y afectará a los resultados. Asegurada la participación de la dirección, se puede evitar cualquier problema de presupuesto que afecte al proyecto.   

Planificación en un silo

Aunque en el pasado, el departamento de TI era el único responsable de la transformación digital, ese ya no es el caso. Se ha convertido en un esfuerzo multidisciplinar de toda la organización; y, como tal, tienen que involucrarse tanto líderes como empleados.

Cuando los directivos implementan una nueva tecnología sin implicar a las personas que realmente utilizan la solución en el día a día, se arriesgan a invertir en una herramienta que no satisface las necesidades de la empresa. Los directivos necesitan tener información sobre las experiencias del usuario final para garantizar que la solución es adecuada y no introduce nuevos retos.

Durante las fases tempranas de una nueva inversión, los encargados de la toma de decisiones deberían preguntar a los empleados sobre su experiencia con el sistema actual y obtener información sobre cómo podría mejorarse el proceso. A continuación, durante la implementación de la nueva solución, los participantes deberían continuar solicitando las opiniones de las personas que utilizan de forma activa la tecnología. Con el tiempo, la información obtenida a partir de estas opiniones ayudará a transformaciones adicionales, contribuyendo a un ciclo de mejora continua.

Fuente
1
IDC 2HRO Today 3Economist Intelligence Unit

Siguientes pasos

Simplifique su transformación digital.

Beneficios de la transformación digital en el lugar de trabajo.