¿Qué es la VDI
(infraestructura de escritorios virtuales)?

La infraestructura de escritorios virtuales (VDI) se define como el alojamiento de entornos de escritorio en un servidor central. Es una forma de virtualización de escritorios, a medida que las imágenes de escritorios específicas se ejecutan en máquinas virtuales (VM) y se entregan a clientes finales de una red. Esos terminales pueden ser PCs u otros dispositivos, como tabletas o terminales de clientes ligeros.

Explore temas de VDI adicionales

¿Cómo funciona la VDI?

En todas las implementaciones de VDI, se aplican las siguientes características:

  • Los escritorios virtuales residen en las máquinas virtuales de un servidor centralizado
  • Cada escritorio virtual incluye una imagen de un sistema operativo, por lo general Microsoft Windows
  • Las máquinas virtuales se basan en hosts, es decir, pueden alojarse múltiples instancias suyas en el mismo servidor dentro del centro de datos.
  • Los clientes finales deben estar conectados constantemente al servidor administrado centralmente, para poder mantener el acceso a los escritorios virtualizados que aloja
  • El agente de conexión de la implementación de VDI busca un escritorio virtual en el grupo de recursos para que se conecte cada cliente tras lograr acceder al entorno de VDI
  • Mientras, un hipervisor crea, ejecuta y administra las distintas máquinas virtuales del host que encapsulan los entornos de escritorios virtuales individuales

En los espacios de trabajo digitales en los que se puede acceder a múltiples aplicaciones bajo demanda, la VDI facilita un acceso remoto seguro y cómodo que ayuda a aumentar la productividad de los empleados. Además, permite una experiencia consistente en múltiples dispositivos.

Comparación entre VDI y virtualización de escritorios

No todos los tipos de virtualización de escritorios sacan provecho de los VM basados en hosts como hace la VDI. Además, VDI no es sinónimo de virtualización de escritorios como categoría. Es más bien una alternativa a otras formas de entrega de escritorios virtuales, que incluye soluciones compartidas alojadas que conectan a los PC y los clientes ligeros con un escritorio compartido, además de una virtualización de escritorios locales, en la que el entorno del escritorio se ejecuta directamente en el cliente.

VDI en espacios de trabajo digitales

Suponiendo que toda la infraestructura compatible funciona como debe, un usuario que acceda de forma remota a una solución VDI desde su terminal puede administrar el sistema operativo y las aplicaciones y datos como si ejecutaran a nivel local. Esta configuración permite a los trabajadores acceder a todo lo que necesiten desde prácticamente cualquier dispositivo, sin necesitar un hardware específico.

Potenciadas por soluciones para un cómodo inicio de sesión único (SSO-single sign-on) y un acceso remoto seguro, los escritorios virtuales también pueden ejecutarse y administrarse junto con el espectro cada vez mayor de aplicaciones de nube, web y móviles que son integrales para los flujos de trabajo modernos. Los empleados reciben una experiencia unificada que permite una productividad mayor, mientras el dpto. de TI evita los silos y mitiga el riesgo de inicios de sesión no autorizados.

En otras palabras, la VDI, en el contexto de una plataforma de espacio de trabajo digital, contribuye a un entorno laboral superior sin sacrificar seguridad. Sin embargo, las formas exactas en las que la VDI puede beneficiar a los usuarios y el departamento de TI dependerán del tipo de implementación en particular.

Comparación entre implementaciones de VDI persistentes y no persistentes

En una VDI persistente, un usuario siempre inicia sesión con la misma imagen de escritorio, conservando todos los cambios de sus aplicaciones y datos. Eso permite una personalización total. Por contra, la VDI no persistente no guarda ningún cambio.

Una VDI persistente funciona de este modo:

  • Se asigna un escritorio estandarizado a un usuario desde el grupo de recursos la primera vez que inicia sesión
  • Cada vez subsiguiente que acceda al entorno de VDI, so conectará al mismo escritorio, conservando todos sus cambios en la imagen de SO virtual aunque se reinicie la conexión
  • Para los trabajadores con flujos de trabajo digitales complejos y rápidos, esto significa que pueden continuar fácilmente desde donde se quedaron y beneficiarse de una amplia personalización de la configuración y las aplicaciones virtuales del escritorio

Por contra, una VDI no persistente funciona así:

  • El cliente final puede estar conectado al mismo escritorio todas las veces o a uno aleatorio del grupo
  • En cualquier caso, no se guarda ningún cambio al reiniciar
  • Una implementación de VDI no persistente es ideal para acceder a un escritorio una sola vez, pero no para usar un escritorio virtual exactamente como el equivalente a uno físico y personal, que requiere VDI persistente.

Puesto que no se guarda nada al terminar la conexión, el dpto. de TI no tiene que mantener una gran cantidad de imágenes de SO personalizadas, lo que permite la administración simplificada de un centro de datos y reducción de costos. La VDI no persistente también simplifica la administración de dispositivos para los trabajadores de tareas y kioscos que no necesiten guardar nada.

¿Cuáles son los beneficios y las limitaciones de la VDI?

La VDI admite una mayor movilidad de usuarios y acceso remoto, como un escritorio estandarizado al que se puede acceder desde casi cualquier terminal aprobada y compatible en cualquier parte. Para los trabajadores que están frecuentemente en movimiento y necesitan acceder a un escritorio virtual que contenga una gama completa de datos y aplicaciones virtuales, la VDI es como tener una oficina disponible bajo demanda. En ese aspecto, encaja perfectamente en sus flujos de trabajo con espacio de trabajo digital que ya incluyen un consumo regular parecido de aplicaciones de nube, web y móviles en múltiples contextos, en especial si es una VDI persistente.

Ahorro de costos y menores requisitos de hardware

Aparte de los beneficios para los usuarios finales, la tecnología de VDI también puede ser una medida potente para ahorrar costos en TI:

  • Puesto que la mayor parte de los procesos en VDI se basa en servidores, no se necesita un hardware relativamente caro o ultramoderno
  • En vez de eso, el acceso de VDI puede realizarse desde un cliente ligero barato, que puede ser un antiguo PC que se haya reutilizado a la tarea y, por tanto, al que se le haya ampliado su ciclo vital.
  • Eso ahorra al dpto. de TI la necesidad de realizar muchas compras nuevas o ajustes importantes a su presupuesto

Mejora de la seguridad y la centralización

En el campo de la seguridad, la VDI ofrece una mejora en la ejecución de un SO y todo lo que incluya este a nivel local. Todos los datos que provengan de una conexión de VDI permanecen en el servidor, no en el cliente final; esto significa que si se roba el terminal, no hay nada que extraer de su almacenamiento local.

Es más, un centro de datos controla de forma total y centralizada el entorno de VDI. Los administradores pueden aplicar actualizaciones y parches de software, cambiar configuraciones e imponer políticas en todos los escritorios virtuales de la implementación. Así, la VDI permite un control optimizado y un aislamiento seguro de las imágenes de SO desde un servidor central, lo que resulta menos complicado que administrar computadoras portátiles con sus SO a nivel local.

Consideraciones de la seguridad y el rendimiento

Al mismo tiempo, no se puede dar por sentado que hay seguridad con VDI. Hay que administrar y actualizar adecuadamente las imágenes de SO y la autenticación de clientes finales debe ser rigurosa. Las soluciones de espacio de trabajo digital pueden ayudar a este respecto mediante SSO, una mejora de la seguridad de los terminales y el cifrado de datos en tránsito.

El rendimiento es otro aspecto importante a tener en cuenta con la VDI:

  • Cuando empezó hacerse ampliamente disponible a mediados de la década de 2000, el rendimiento típico de VDI era claramente muy inferior al de un SO local
  • Con el tiempo, esta diferencia ha menguado drásticamente, pero puede que los usuarios sigan sintiendo que no siempre reciben la mejor experiencia posible
  • Se recomienda un ajuste de rendimiento ocasional y revisiones de la implementación de VDI, para asegurarse de tratar problemas técnicos que se pueden resolver

¿Cuáles son los casos de uso de VDI?

VDI es una tecnología importante para muchos tipos de trabajadores de múltiples sectores. Los empleados remotos y móviles, contratistas, trabajadores de tareas o kioscos, técnicos de campo, profesionales de la medicina, maestros y muchos más confían con regularidad en VDI para acceder a un escritorio virtual confiable desde uno o varios lugares. Gracias a la versatilidad de la VDI en sus distintos tipos de implementaciones, la tecnología de VDI puede funcionar igual de bien para que los usuarios accedan a un escritorio estándar no persistente, o para que conviertan su escritorio virtual en un espacio de trabajo digital altamente personalizado.

¿Cómo admite la VDI los espacios de trabajo digitales?

Los espacios de trabajo digitales están impulsados por aplicaciones. En ellos, el acceso seguro y directo a múltiples tipos de aplicaciones, incluyendo las virtualizadas mediante una imagen de SO de VDI, es vital.

Una solución de VDI confiable y económica ayuda a ampliar las aplicaciones y los servicios esenciales a los equipos de hoy en día, remotos y cada vez más móviles. La VDI entrega una experiencia consistente en dispositivos como PCs, tabletas, smartphones y clientes ligeros, dando a los empleados y contratistas un alto grado de libertad en su forma de trabajar. Permite flujos de trabajo más simplificados y unificados.

La VDI puede mejorar la ciberseguridad, así como reducir la sobrecarga de TI. Puesto que las violaciones de datos se hacen más costosas a cada año, el aislamiento y la centralización de VDI pueden ser un componente crucial en una estrategia de seguridad de varias capas. También ahorra a TI las complicaciones de tener datos confidenciales almacenados de forma local en dispositivos de los clientes.

¿Cómo ayuda Citrix con VDI?

Citrix ofrece una cartera variada de soluciones de virtualización de escritorio que sirven a organizaciones de todos los tamaños y tipos. Con Citrix Virtual Apps and Desktops, la VDI es intuitiva y asequible, además de garantizar a los usuarios el acceso a las aplicaciones que necesitan para seguir siendo productivos en los espacios de trabajo digitales de hoy en día. Junto con Citrix Workspace, puede garantizar la mejor experiencia de VDI posible en el contexto de flujos de trabajo complejos con varios dispositivos y aplicaciones. Citrix Workspace da a los empleados un acceso seguro y completo a todo lo que necesiten para seguir siendo productivos desde donde sea.

Recursos adicionales