¿Qué es la seguridad de las aplicaciones?

La seguridad de las aplicaciones, a veces denominada “AppSec”, es una recopilación de medidas de seguridad aplicadas a nivel de la aplicación para evitar que los datos o el código se utilicen incorrectamente, se roben o se dañen. Es un enfoque integral utilizado para abordar problemas de seguridad durante el desarrollo, diseño e implementación de aplicaciones, y para prevenir vulnerabilidades de seguridad que puedan conducir a un ataque.

La seguridad de las aplicaciones a menudo incluye una mezcla de software de seguridad y dispositivos de hardware para minimizar los riesgos y vulnerabilidades. Las soluciones a menudo incluyen controladores de entrega de aplicaciones (ADC), firewalls de aplicaciones web (WAF) integrados, routers cifrados y otras herramientas de entrega de aplicaciones.

Explore temas adicionales de seguridad de las aplicaciones:  

¿Quién necesita la seguridad de las aplicaciones?

La seguridad de las aplicaciones es vital, porque los ataques a la capa de las aplicaciones, específicamente SaaS y las infracciones de aplicaciones web, son el tipo de ataque más común. Las aplicaciones nativas de la nube contienen frecuentemente datos confidenciales y se accede a ellas desde múltiples dispositivos y redes, lo que hace que la seguridad integral de las aplicaciones sea un componente vital de las estrategias de ciberseguridad.

En la actualidad, las aplicaciones están disponibles en todas partes. Se accede a ellas a través de diferentes redes conectadas a Internet. Esta amplia disponibilidad, aunque muy conveniente, también aumenta su superficie de ataque, y hace que las aplicaciones sean vulnerables a amenazas y violaciones de datos. No es suficiente para proteger la red. Para que las aplicaciones permanezcan seguras, la protección debe extenderse a las propias aplicaciones.

¿Cuáles son algunos ejemplos de seguridad de las aplicaciones?

  • Autenticación: la autenticación se refiere al proceso de verificación de la identidad de un usuario final antes de conceder acceso a una aplicación. Cuando los desarrolladores de software crean una aplicación, añaden protocolos para garantizar que solo los usuarios autorizados puedan acceder a ella. Los procedimientos de autenticación pueden requerir credenciales de inicio de sesión de usuario como un nombre de usuario y contraseña, así como autenticación multifactor y datos biométricos.
  • Autorización: una vez finalizado el proceso de verificación de la autenticación, se puede autorizar a los usuarios a acceder y utilizar la aplicación. Esta función implica validar el permiso del usuario para acceder a la aplicación comparando la identidad del usuario con una lista de usuarios autorizados. La aplicación de la autenticación antes de la autorización garantiza que la aplicación solo concederá el acceso después de haber verificado las credenciales.
  • Pruebas: las pruebas de seguridad continuas son un proceso vital en el desarrollo de aplicaciones. Garantiza que se implementan controles de seguridad adecuados para evitar vulnerabilidades de aplicaciones que pudieran explotarse.
  • Cifrado: asegurarse de que solo los usuarios autorizados accedan a la aplicación no es suficiente. Hay que impedir que los hackers y ciberdelincuentes vean o utilicen los datos confidenciales de la aplicación. El cifrado lo consigue al codificar los datos que la aplicación recibe y envía.

Libro electrónico

Cinco pasos para garantizar la continuidad del negocio para la entrega de aplicaciones

Vea cómo las soluciones de entrega y de seguridad de las aplicaciones correctas pueden ayudarle a seguir con sus negocios… aunque suceda lo inesperado.

¿Cuáles son los diferentes tipos de seguridad de las aplicaciones?

Las medidas de seguridad de las aplicaciones se pueden clasificar según su entorno. Las tres clasificaciones principales son:

Seguridad de las aplicaciones en la nube

La seguridad de las aplicaciones en la nube consiste en las soluciones, procesos y prácticas que se utilizan para proteger el uso compartido e intercambio de datos en entornos de nube colaborativos. Debido a que los entornos en la nube generalmente proporcionan recursos compartidos, es importante implementar el principio de “menor privilegio”. Eso significa asegurarse de que los usuarios solo acceden a lo que tienen autorizado y necesitan para completar sus tareas.

Las medidas habituales de seguridad de las aplicaciones en la nube incluyen pruebas de seguridad de las aplicaciones y gateways web seguras. También implica proteger la arquitectura. A medida que más empresas adoptan estrategias híbridas y de varias nubes, la seguridad de las aplicaciones en la nube necesita adaptarse a estos entornos. La arquitectura de seguridad en la nube evalúa el entorno para gateways de aplicaciones, sistemas de verificación de identidad e implementaciones de centros de datos empresariales.

Seguridad de las aplicaciones web

Aunque la seguridad de las aplicaciones en la nube implica proteger el entorno, la seguridad de las aplicaciones web implica proteger las aplicaciones en sí. Las aplicaciones web son aplicaciones o servicios a los que los usuarios pueden acceder a través de un navegador de Internet. La seguridad de las aplicaciones es importante para las organizaciones que proporcionan servicios web o alojan aplicaciones en la nube porque deben protegerlas de ciberintrusiones.

Un ejemplo de seguridad de aplicaciones web es el firewall de aplicaciones web. Esta solución actúa como un filtro, inspeccionando los paquetes de datos entrantes y bloqueando el tráfico sospechoso.

Seguridad de las aplicaciones móviles

La mayoría de las aplicaciones se utilizan en dispositivos móviles. Debido a que los dispositivos móviles transmiten y reciben información a través de Internet público, son vulnerables a los ataques. Las organizaciones a menudo utilizan redes privadas virtuales, control de acceso y otras medidas de seguridad para evitar el acceso no autorizado a los datos. El cifrado es otro método común empleado para proporcionar una capa adicional de seguridad para los datos móviles.

¿Cuáles son algunas de las mejores prácticas de seguridad de las aplicaciones?

Proteger las aplicaciones y sus entornos puede ser un reto. Afortunadamente, aplicar las mejores prácticas puede mejorar el estado de seguridad de las aplicaciones de una organización. Un buen marco que usar como referencia incluye cuatro pasos:

  1. Evalúe la seguridad de sus aplicaciones. El primer paso es comprender el estado de seguridad de sus aplicaciones realizando una evaluación de su seguridad. Este procedimiento audita las aplicaciones que tiene, quién las utiliza y cuándo. La evaluación también debe incluir cualquier requisito de cumplimiento o mandato normativo que necesite seguir para cada aplicación.
  2. Haga una evaluación de la seguridad de las aplicaciones. A continuación, es importante identificar qué aplicaciones necesita proteger, cuáles probar y el estado de seguridad de cada una. Las normativas como el RGPD, el PCI y la HIPAA tienen requisitos únicos para garantizar la seguridad de la información privada contenida en las aplicaciones. La evaluación proporciona una clara comprensión de cualquier mejora que necesite hacer para satisfacer el cumplimiento.
  3. Ponga a prueba la seguridad de sus aplicaciones. Después de obtener una imagen clara del estado de la seguridad de sus aplicaciones, el siguiente paso es realizar pruebas de seguridad en sus aplicaciones locales y en la nube. Tanto la aplicación como su entorno deben evaluarse para detectar cualquier posible riesgo o vulnerabilidad de seguridad. El uso de herramientas de pruebas de seguridad de terceros puede ayudar a evitar puntos ciegos o sesgos.
  4. Solucione vulnerabilidades. Una vez que las pruebas revelan cualquier posible problema y vulnerabilidad en sus aplicaciones, el siguiente paso es solucionarlas lo más deprisa posible. Para lograrlo, debe contar con un programa de seguridad que le permita abordar las vulnerabilidades tan pronto como se descubran. Al hacerlo, puede evitar ataques de día cero.

    Las medidas comunes para abordar las vulnerabilidades incluyen asegurarse de que todas las actualizaciones de software se realicen de forma oportuna. La realización de actualizaciones programadas (en lugar de “ad hoc”) garantizará que todos los usuarios reciban los últimos parches de seguridad al mismo tiempo. Las empresas también deben asegurarse de que sus proveedores conozcan los parches para que puedan aplicarlos.

 

¿Cómo se aplica la seguridad de las aplicaciones en el nivel de desarrollo?

Para los desarrolladores, la seguridad de las aplicaciones comienza utilizando código seguro y procesos de desarrollo seguros. La implementación de prácticas de DevSecOps (desarrollo, seguridad y operaciones) implica el control de la seguridad en el proceso de control temprano y a lo largo del ciclo de vida del desarrollo de software (SDLC). Los procedimientos comunes incluyen realizar automáticamente pruebas de seguridad en cada pieza de código antes de entregarla a producción.

Los desarrolladores también deben ser conscientes de posibles amenazas y vulnerabilidades, como las proporcionadas por Open Web Application Security Project en el OWASP Top 10, una lista actualizada regularmente de las mayores amenazas de seguridad de las aplicaciones.

Sin embargo, no basta con identificar los fallos de seguridad durante el desarrollo de la aplicación. Los profesionales de DevOps y los equipos de seguridad de TI necesitan proteger todo el proceso de desarrollo de aplicaciones contra métodos de amenazas comunes, incluidos phishing, malware y ataques de inyección de SQL.

¿Cómo se aplica la seguridad de las aplicaciones en el nivel de TI?

A nivel empresarial, hay varias herramientas de seguridad de aplicaciones y estrategias de automatización disponibles para proteger las aplicaciones. Por ejemplo, la entrega segura de aplicaciones simplifica el proceso de aplicar políticas de seguridad coherentes en entornos de varias nubes.

Otra solución es implementar un firewall de aplicaciones web. Esta solución filtra el tráfico entrante a las aplicaciones para detectar posibles amenazas e intrusiones. La próxima generación de firewalls de aplicaciones web emplea capacidades de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) para supervisar el comportamiento de la aplicación y las interacciones del usuario. Estas tecnologías avanzadas permiten a las organizaciones mitigar ataques conocidos y desconocidos. Suelen proporcionar recomendaciones para la corrección y ayudan a cumplir con los estándares normativos.

Asegurar el acceso a los espacios de trabajo digitales es vital en los entornos empresariales. Dado que se puede acceder a las aplicaciones en la nube desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, las organizaciones necesitan garantizar una seguridad de acceso que no altere la experiencia de los empleados. La implementación de políticas de control de acceso y un enfoque de seguridad de confianza cero puede ayudar a lograr la seguridad sin comprometer la facilidad de uso.

Soluciones Citrix para la seguridad de las aplicaciones

Las soluciones de seguridad de las aplicaciones de Citrix proporcionan un enfoque integral para gestionar y mantener un estado de seguridad coherente, en cualquier entorno, incluida la nube y los entornos híbridos.

  • Citrix App Delivery and Security Service es un servicio de seguridad y entrega de aplicaciones totalmente automatizado y basado en la intención que proporciona protección integral por capas. Incluye un firewall de aplicaciones web automatizado, protección DDoS y mucho más.
  • Citrix ADC garantiza que su organización tenga estado de seguridad sólido con una única base de código en todos los factores de forma.
  • Citrix Application Delivery Management aprovecha el aprendizaje automático para proporcionar la supervisión y la visibilidad de seguimiento necesarias para prevenir ciberataques.
  • Citrix Web App and API Protection proporciona protección por capas para aplicaciones en diferentes entornos con un enfoque integral. Combina la mitigación y la protección DDoS con una solución de firewall de aplicaciones web integrada.

Explore los beneficios de la seguridad de las aplicaciones con Citrix App Delivery and Security Service

In Nordamerika: 
1 800 424 8749