¿En algún momento se detuvieron a analizar los procesos de nuestra vida cotidiana que cambiaron drásticamente en los últimos años? Por ejemplo, ya no tenemos interacción con personas para sacar pasajes de avión y reservar un hotel para irnos de vacaciones. Pedimos turnos de forma online para ir al médico o renovar nuestra licencia de conducir. ¿Pensaron hace cuánto no compran un CD para escuchar música o de qué nuevas formas vemos series y programas de TV? Todo eso es parte de la transformación digital y lo experimentamos a diario porque ya hay empresas que se transformaron, continúan haciéndolo y otras que están iniciando ese camino.

Desde mi perspectiva la transformación digital no es solo la implementación de tecnologías. Es un concepto mucho más integral que implica cambios de punta a punta en la organización con el objetivo de mejorar procesos, renovar el modelo de negocio, impulsar y empoderar a los empleados, de la mano de las tecnologías digitales que hacen posible que todo eso suceda. El impacto de la transformación digital excede a las empresas en sí mismas, para transformar todos los aspectos de nuestra vida; por eso muchos la asocian con una nueva revolución industrial. Aunque para mí, es una revolución digital.

Pero, hablando específicamente de las empresas la transformación digital puede generar cambios de gran impacto en las siguientes áreas:

  • Experiencia de los clientes: la transformación digital puede modificar completamente la atención a los clientes y su experiencia de compra. En un contexto cada vez más competitivo poner en el centro de la escena la experiencia del cliente no es opcional. Y eso implica avanzar hacia nuevos servicios para el cliente, nuevas formas de adquirir productos, etc. Por ejemplo, en mi caso, hace muy poco compré un auto completamente por internet sin tener contacto con una persona. Sí, elegí el modelo, el color y muchas más características del auto todo exclusivamente online. Mi experiencia de compra fue muy buena, incluso más rápida y sin tener que moverme de mi casa y quedé totalmente satisfecho con el auto.
  • Business Intelligence: la empresa es una gran fuente de información para sí misma, todas sus áreas generan datos que deben ser aprovechados. Por eso las tecnologías que permitan crear conocimiento, reunir y analizar datos, le darán la ventaja a las compañías de poder sacar provecho y tomar decisiones contando con datos que están al alcance de su mano.
  • Innovación: poner la transformación digital al servicio de la innovación permite modificar totalmente procesos de la organización, repensar la distribución de los productos, la cadena de producción y mucho más. Tecnologías como IoT y sensores, por nombrar solo algunas, vienen a adaptar los procesos a este nuevo mundo.

Escuché varias veces la frase “la tecnología mata la creatividad” y creo que no hay frase más alejada que esa para describir la transformación que estamos viviendo. Hoy tenemos muchas herramientas para potenciar la creatividad, crear, desarrollar y reinventar lo ya inventado. Estamos en la mitad de la trasformación digital y queda mucho más por ver. No agotemos nuestra capacidad de sorpresa porque el mundo que conocemos está avanzando hacia el futuro. Ustedes, ¿Cómo lo ven?

Banner Si Spanish