Se acerca el día de la mujer y esta fecha me lleva a reflexionar sobre cómo equilibramos nuestra vida personal y profesional. Combinar estos dos mundos es un desafío para todas las personas. Pero cuando las mujeres tenemos una profesión que amamos y a la vez nos embarcamos en la aventura de ser mamás, el desafío se vuelve aún mayor.

En nuestra vida personal, es clave contar con una red de personas que nos entiendan, nos ayuden y apoyen a desarrollarnos profesionalmente y a ser madres. Y en la vida laboral, hay ciertos aspectos que se vuelven invaluables: una cultura de trabajo que fomente la flexibilidad y la movilidad empresarial, y la implementación de tecnologías que soporten e impulsen estos modelos de trabajo flexibles.

Trabajando en Citrix me toca vivirlo día a día, la movilidad y la tecnología me ayudan a crecer en mi rol y- al mismo tiempo- estar presente de una mejor manera en la vida de mi hija. Pero el aporte más grande de estas herramientas lo percibí el año que me mudé con mi hija a Brasil.

Un idioma distinto, colegio nuevo, casa nueva y hacer nuevas amistades, fueron solo algunos de los ingredientes de este cambio. Entre otras cosas, la movilidad empresarial me permitió participar de muchas actividades deportivas de mi hija y de la escuela a la que asiste, sin dejar de estar involucrada con lo que pasaba en el negocio. Herramientas de conferencia en línea, email seguro y contar con acceso a toda mi documentación y datos necesarios para trabajar desde cualquier dispositivo, hicieron posible que pudiera acompañar a mi hija en la adaptación enorme que implica vivir en otro país y a la vez poder trabajar. De hecho, me pasó estar en una reunión en la escuela y que me pidan de urgencia enviar una presentación con los resultados del trimestre; poder hacerlo desde el mismo lugar en el que estaba, de forma rápida y eficiente ayuda muchísimo.

Desde mi experiencia creo que la movilidad empresarial, le devuelve a las personas el control sobre su vida. Es la mezcla perfecta entre ser productivo y eficiente en nuestro trabajo y a la vez tener la vida personal que queremos tener. Es tener la tranquilidad de que podremos dar lo mejor de nosotras en los dos ámbitos siendo las profesionales que queremos ser y las mamás en las que soñamos convertirnos. ¿Cómo viven ustedes la maternidad y el trabajo? ¿Logran un equilibrio entre ambos?

Chromebook Banner 1