Tal como les comentamos llega un nuevo post analizando los beneficios de la movilidad empresarial pero esta vez enfocados en la retención de talentos. Y al pensar en retener a los mejores talentos de una organización, viene a mi mente una frase célebre de Confucio que dice “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Pero en la actualidad un trabajo que nos guste implica mucho más que la tarea que tengamos que realizar, y la competencia por los talentos en el mercado laboral es cada vez más intensa.

Las nuevas generaciones de empleados le demandan cosas nuevas a las empresas, entre ellas mayor flexibilidad, acceso a lo último en tecnología, elegir el dispositivo que les queda más cómodo para trabajar, poder trabajar desde distintos lugares (como en casa, en la oficina de un cliente, en los tiempos muertos camino al aeropuerto o a la oficina), poder vivir en otras ciudades o países, entre otros. Y la mezcla perfecta de todo eso sumado a la posibilidad de desarrollo y crecimiento es quizás la nueva definición de “el trabajo que te guste”.

Esta realidad laboral, implica que el departamento de recursos humanos pueda dar respuesta de forma rápida a estas necesidades. No podemos darnos el lujo de esperar, porque las nuevas generaciones de empleados ya están en las empresas y su cultura laboral es diferente a la de generaciones anteriores. No se van a adaptar a lo que no les gusta y no tienen miedo de salir al mundo a buscar otras oportunidades.

En este contexto, la movilidad empresarial implementada por medio de tecnologías y políticas corporativas que aseguren su éxito, es una forma de dar respuesta a estos desafíos y de retener a nuestros talentos más valiosos por medio de:

  • Equilibrio entre la vida personal y laboral: Las nuevas generaciones apuestan a tener un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. Y esto es más fácil de lograr si entendemos al trabajo como una actividad que podemos realizar desde diferentes lugares y dejamos atrás la idea de que el trabajo es un lugar al que vamos. La movilidad empresarial pone a disposición de cada empleado las herramientas que necesitan para trabajar desde cualquier lugar y dispositivo. Esto hace posible, por ejemplo salir de la oficina por alguna cuestión personal y poder aprovechar mientras tanto los tiempos muertos de viaje hacia el lugar dónde vamos, o de poder ver emails y otros datos mientras esperamos a nuestros hijos en la puerta de la escuela, entre otros. Ya no estamos atados a la oficina todo el día.
  • Pasar de “cumplir horas” a “lograr objetivos”: Pasar de cumplir horas a lograr objetivos es un gran diferencial. Desde nuestra experiencia, un enfoque flexible ayuda a retener al personal, los mantiene más comprometidos y, en consecuencia, más productivos. Pero hacerlo implica en muchos casos dejar atrás aquellos modelos tradicionales más rígidos que requieren que el empleado esté constantemente en un lugar físico, para pasar a contemplar otras modalidades más productivas y por ende otras formas de liderazgo y otras maneras de medir y evaluar el desempeño del empleado.
  • Contar con herramientas más productivas de trabajo y elegir el dispositivo de su preferencia para trabajar: Una buena estrategia de movilidad empresarial debe permitir a los ejecutivos trabajar desde cualquier lugar usando sus propios dispositivos, aumentar la productividad al ofrecer acceso a las aplicaciones empresariales desde dispositivos móviles, permitir a los ejecutivos el intercambio seguro y sencillo de archivos sin presentar riesgos innecesarios para la organización y mejorar la colaboración para los ejecutivos que están en constante movimiento al ofrecer reuniones en línea con videoconferencias y audio de alta definición. Los empleados de hoy no se conforman con el modelo de “la misma tecnología sirve para todos”, quieren elegir el dispositivo que a ellos les queda más cómodo y las aplicaciones que les resultan más productivas. Quieren las mismas libertades y customización que experimentan en el su vida diaria como usuarios.
  • Poder contratar personas sin importar la zona geográfica en la que se encuentran: Hoy en día es posible elegir a los empleados según sus habilidades y no según su proximidad. La idea de que no todos los empleados tienen que estar en el mismo lugar abre una gran cantidad de nuevas opciones. En este sentido, las tecnologías que permiten habilitar la movilidad empresarial eliminan los límites geográficos y gracias a tecnologías de colaboración es posible estar cerca y trabajar en equipo a la distancia.

En conclusión, la movilidad empresarial puede brindarle al departamento de Recursos Humanos beneficios que son clave para hacer aportes concretos al negocio en un momento tan competitivo como el actual y a la vez, crear un espacio de trabajo más adaptado a las necesidades de las nuevas generaciones de empleados. Se trata simplemente de mantener una mente abierta a explorar las nuevas alternativas que la tecnología ofrece y escuchar las demandas del staff.